Proyecto de Difusión Tecnológica PDT “Determinación e implementación de tecnologías intensivas para el cultivo de raps canola con el fin de lograr una adecuada prevención y/o control de enfermedades y malezas en éste, permitiendo así mejorar la rentabilidad del cultivo en el sur de Chile”.

El Programa de Difusión Tecnológica de Oleotop cofinanciado por CORFO, fue adjudicado en Octubre de 2011. El programa contó con 16 agricultores beneficiarios y las actividades se formularon de manera tal de brindarles información actualizada en torno a las enfermedades y malezas que afectan al cultivo, y su respectivo programa de prevención y/o control para asegurar la calidad final del producto y la rentabilidad.

Durante la ejecución del proyecto se trabajó con especialistas en malherbología realizando diversas charlas sobre el CONTROL ADECUADO DE MALEZAS en la zona sur del país.  En éstas se discutió la importancia de una eficiente y anticipada preparación de suelo, uso de semilla de alto poder germinativo y siembras  tempranas para lograr controlarlas en las primeras etapas de desarrollo. Mas tarde detreminar la cantidad y tipo de malezas presentes es impresindible para un adecuado control químico. (Cuadro de Herbicidas utilizados para raps Canola es posible de  descargar al final de este documento)

El CONTROL ADECUADO DE ENFERMEDADES es uno de los factores más importantes en el cultivo de raps Canola, por lo que se capacitó a los beneficiarios, mediante charlas técnicas de especialistas y diversos días de campo, para que reconocieran las distintas etapas de desarrollo de las enfermedades. Con esto se logró internalizar la importancia de un control temprano y oportuno para aminorar las posibles pérdidas económicas en el cultivo.

La esclerotiniosis, provocada por el hongo Sclerotinia sclerotiorum (Lib.), es vulgarmente reconocida como la enfermedad del “tallo blanco”, por observarse manchas de diferentes tamaños de color blanquecino en los bordes y de tono más grisáceo en el centro de las lesiones.

La infección se produce generalmente durante la floración. En este período, el hongo se ve favorecido para penetrar los tejidos blandos de las axilas de las hojas y por las condiciones ambientales que favorecen su desarrollo.

Entre más temprano en el temporada se inicie el ataque, mayor será su incidencia en los rendimientos.

En el interior de las partes afectadas por la enfermedad, se observan unos cuerpos negros, cuerpos de resistencia que a cosecha caen y se incorporan al suelo permitiendo que el hongo permanezca viable durante años e inicia una nueva infección, a medida que las condiciones ambientales le sean favorables.

La esclerotiniosis puede afectar tanto el Raps Canola de invierno como al de primavera, no existiendo variedades resistentes, aunque diferentes grados de tolerancia entre ellas.

Las plantas infectadas con esta enfermedad no alcanzan un pleno desarrollo, producen semillas de menor tamaño, sus tallos se quiebran fácilmente favoreciendo la tendedura y su maduración más temprana, lo que a su vez acelera su desgrane.

El control químico con fungicida, generalmente aplicado a la iniciación de la caída de pétalos, debe realizarse cuando las condiciones climáticas locales son favorables. Es decir, la enfermedad es favorecida por las siguientes condiciones: alta densidad de siembra, alta humedad ambiental, sectores geográficos de baja ventilación y siembras establecidas como monocultivo o rotación estrecha (menor a 4 años). (Andrade, 2010).

En campos infectados debe practicarse la rotación del raps con cultivos inmunes y así reducir la población de esclerosis en el suelo.

Si el agricultor decide hacer control químico de esta enfermedad mediante fungicida necesita determinar el momento de la aplicación. Para ello, se debe muestrear varias plantas en el potrero, ubicando el tallo principal, remover las ramas y contar las flores abiertas en el tallo principal. Generalmente, y dependiendo del clima al Raps Canola le toma 2 a 4 días de pasar de primer flor a 10% de floración; 1 a 2 días más para subir a 20% de floración; otros 1 a 2 días más para alcanzar el 30% de floración. El número de flores abiertas es una forma práctica y sencilla para determinar el estado de floración. El momento óptimo de aplicación de fungicidas es entre el 10 y 15 % de floración.

El Foma, “Pudrición seca” o “pie negro”, es ocasionada por el hongo Phoma lingam y es transmitida directamente a través de las semillas y además por esporas a través de las plántulas emergentes. Los síntomas se manifiestan desde el estado de 1-2 hojas, con la aparición de pequeñas lesiones blanquecinas en las hojas o cotiledones. A los 7 – 10 días aparecen los picnidios, pequeños puntos negros en el centro de las lesiones, que contienen las conidias, las cuales permiten su diseminación a otras hojas y plantas a través de la lluvia. Posteriormente, estas lesiones aumentan de tamaño y al igual que los picnidios, se hacen más visibles. El tejido afectado se necrosa produciendo lesiones quebradizas, de coloración blanquecina a café pálido. Producto de una fuerte infección temprana, pueden aparecer más adelante plantas cortadas por daño en el cuello o plantas tendidas (Foto 22) (Andrade, 2010).

El daño, más severo es la presencia de plantas con madurez y muerte prematura (tallos blancos y la parte aérea de coloración café) debido a la pudrición seca del cuello.

Cuadro resumen de Fungicidas utilizados en raps Canola es posible de descargar al final de este documento.

Otras enfermedades que pueden ser de cierta consideración en algunas localidades y temporadas, son la Alternaria, la Antracnosis, la Cercosporella y la Hernia de la Col, todas causadas por hongos que viven parte de su ciclo en el suelo. La incidencia de estas enfermedades pueden reducirse a través de prácticas de manejo, tales como estableciendo rotaciones adecuadas que corten el ciclo de los patógenos; quemando los rastrojos; no sembrando en suelo bajos, húmedos y con problemas de drenaje; realizando un buen control de malezas, las cuales crean un ambiente más favorable, y usando semillas certificadas y desinfectadas.

Para dar término al PDT de Oleotop se edito un manual técnico de raps Canola donde se concentraron  los manejos agrónomicos a tener en cuenta durante el establecimiento, desarrollo y cosecha del cultivo. Este manual fue distribuido entre los beneficiarios siendo una herramienta de constante consulta y de gran valor para el agricultor.Proyecto de Difusión Tecnológica PDT “Determinación e implementación de tecnologías intensivas para el cultivo de raps canola con el fin de lograr una adecuada prevención y/o control de enfermedades y malezas en éste, permitiendo así mejorar la rentabilidad del cultivo en el sur de Chile”.

El Programa de Difusión Tecnológica de Oleotop cofinanciado por CORFO, fue adjudicado en Octubre de 2011. El programa contó con 16 agricultores beneficiarios y las actividades se formularon de manera tal de brindarles información actualizada en torno a las enfermedades y malezas que afectan al cultivo, y su respectivo programa de prevención y/o control para asegurar la calidad final del producto y la rentabilidad.

Durante la ejecución del proyecto se trabajó con especialistas en malherbología realizando diversas charlas sobre el CONTROL ADECUADO DE MALEZAS en la zona sur del país.  En éstas se discutió la importancia de una eficiente y anticipada preparación de suelo, uso de semilla de alto poder germinativo y siembras  tempranas para lograr controlarlas en las primeras etapas de desarrollo. Mas tarde detreminar la cantidad y tipo de malezas presentes es impresindible para un adecuado control químico. (Cuadro de Herbicidas utilizados para raps Canola es posible de  descargar al final de este documento)

El CONTROL ADECUADO DE ENFERMEDADES es uno de los factores más importantes en el cultivo de raps Canola, por lo que se capacitó a los beneficiarios, mediante charlas técnicas de especialistas y diversos días de campo, para que reconocieran las distintas etapas de desarrollo de las enfermedades. Con esto se logró internalizar la importancia de un control temprano y oportuno para aminorar las posibles pérdidas económicas en el cultivo.

La esclerotiniosis, provocada por el hongo Sclerotinia sclerotiorum (Lib.), es vulgarmente reconocida como la enfermedad del “tallo blanco”, por observarse manchas de diferentes tamaños de color blanquecino en los bordes y de tono más grisáceo en el centro de las lesiones.

La infección se produce generalmente durante la floración. En este período, el hongo se ve favorecido para penetrar los tejidos blandos de las axilas de las hojas y por las condiciones ambientales que favorecen su desarrollo.

Entre más temprano en el temporada se inicie el ataque, mayor será su incidencia en los rendimientos.

En el interior de las partes afectadas por la enfermedad, se observan unos cuerpos negros, cuerpos de resistencia que a cosecha caen y se incorporan al suelo permitiendo que el hongo permanezca viable durante años e inicia una nueva infección, a medida que las condiciones ambientales le sean favorables.

La esclerotiniosis puede afectar tanto el Raps Canola de invierno como al de primavera, no existiendo variedades resistentes, aunque diferentes grados de tolerancia entre ellas.

Las plantas infectadas con esta enfermedad no alcanzan un pleno desarrollo, producen semillas de menor tamaño, sus tallos se quiebran fácilmente favoreciendo la tendedura y su maduración más temprana, lo que a su vez acelera su desgrane.

El control químico con fungicida, generalmente aplicado a la iniciación de la caída de pétalos, debe realizarse cuando las condiciones climáticas locales son favorables. Es decir, la enfermedad es favorecida por las siguientes condiciones: alta densidad de siembra, alta humedad ambiental, sectores geográficos de baja ventilación y siembras establecidas como monocultivo o rotación estrecha (menor a 4 años). (Andrade, 2010).

En campos infectados debe practicarse la rotación del raps con cultivos inmunes y así reducir la población de esclerosis en el suelo.

Si el agricultor decide hacer control químico de esta enfermedad mediante fungicida necesita determinar el momento de la aplicación. Para ello, se debe muestrear varias plantas en el potrero, ubicando el tallo principal, remover las ramas y contar las flores abiertas en el tallo principal. Generalmente, y dependiendo del clima al Raps Canola le toma 2 a 4 días de pasar de primer flor a 10% de floración; 1 a 2 días más para subir a 20% de floración; otros 1 a 2 días más para alcanzar el 30% de floración. El número de flores abiertas es una forma práctica y sencilla para determinar el estado de floración. El momento óptimo de aplicación de fungicidas es entre el 10 y 15 % de floración.

El Foma, “Pudrición seca” o “pie negro”, es ocasionada por el hongo Phoma lingam y es transmitida directamente a través de las semillas y además por esporas a través de las plántulas emergentes. Los síntomas se manifiestan desde el estado de 1-2 hojas, con la aparición de pequeñas lesiones blanquecinas en las hojas o cotiledones. A los 7 – 10 días aparecen los picnidios, pequeños puntos negros en el centro de las lesiones, que contienen las conidias, las cuales permiten su diseminación a otras hojas y plantas a través de la lluvia. Posteriormente, estas lesiones aumentan de tamaño y al igual que los picnidios, se hacen más visibles. El tejido afectado se necrosa produciendo lesiones quebradizas, de coloración blanquecina a café pálido. Producto de una fuerte infección temprana, pueden aparecer más adelante plantas cortadas por daño en el cuello o plantas tendidas (Foto 22) (Andrade, 2010).

El daño, más severo es la presencia de plantas con madurez y muerte prematura (tallos blancos y la parte aérea de coloración café) debido a la pudrición seca del cuello.

Cuadro resumen de Fungicidas utilizados en raps Canola es posible de descargar al final de este documento.

Otras enfermedades que pueden ser de cierta consideración en algunas localidades y temporadas, son la Alternaria, la Antracnosis, la Cercosporella y la Hernia de la Col, todas causadas por hongos que viven parte de su ciclo en el suelo. La incidencia de estas enfermedades pueden reducirse a través de prácticas de manejo, tales como estableciendo rotaciones adecuadas que corten el ciclo de los patógenos; quemando los rastrojos; no sembrando en suelo bajos, húmedos y con problemas de drenaje; realizando un buen control de malezas, las cuales crean un ambiente más favorable, y usando semillas certificadas y desinfectadas.

Para dar término al PDT de Oleotop se edito un manual técnico de raps Canola donde se concentraron  los manejos agrónomicos a tener en cuenta durante el establecimiento, desarrollo y cosecha del cultivo. Este manual fue distribuido entre los beneficiarios siendo una herramienta de constante consulta y de gran valor para el agricultor.